Es una modalidad de alquiler a medio y largo plazo de bienes muebles. En el contrato de renting el arrendatario se compromete al pago de una renta fija mensual, durante un plazo determinado, a la entidad financiera, y ésta se compromete a prestar una serie de servicios:

  • Facilitar el uso del bien durante el plazo estipulado
  • El mantenimiento del bien.
  • Seguro a todo riesgo.

El plazo suele oscilar entre 2 a 5 años
Se formaliza mediante un contrato de alquiler
Se contemplan dos opciones al término del contrato:

  •  Renovar contrato por un nuevo periodo a determinar.
  •  Sustituir los equipos

Ventajas para el usuario

  • La renta de alquiler es gasto deducible fiscalmente
  • No inmoviliza recursos financieros, liberando fondos que puede optimizar en su empresa
  • La renta mensual permanece invariable durante el periodo contractual, a pesar de incluir gastos variables, como el mantenimiento y el seguro
  • Simplicidad administrativa al incluir 3 contratos en uno. Compra o financiación del equipo, contrato de mantenimiento y póliza de seguro.
  • No se activan los equipos en el balance del usuario, por ser estos propiedad de la entidad financiera.
  • Posibilidad de adaptarse mejor a la evolución tecnológica de los equipos existentes en el mercado o a la evolución de la propia empresa.

Inconvenientes

  • Es una opción con un coste más elevado que otras opciones como el leasing o el préstamo.


© Improdex Desarrollo Empresarial S.L.

Javier Donoso
Sígueme

Javier Donoso

Economista / Asesor de empresas. Desde 1994 ayudando a pymes y a autónomos en la gestación y día a día de sus empresas. He visto muchos proyectos triunfar y algunos también fracasar, por diversor motivos. Me gustaría que mi experiencia sirva para que los nuevos emprendedores tengan más opciones de exito.
Javier Donoso
Sígueme