Cuando, cada día, abrimos nuestro cliente de correo y empezamos a borrar, compulsivamente, emails que no tienen relación con nuestros intereses preferentes, aunque no lo parezca, esas  campañas de email siguen funcionando. Incluso aunque los borres producen impacto en quien lo ve, producen  un recuerdo de marca. Por ello queremos darte unos consejos de diseño y contenidos sobre cómo hacer una newsletter efectiva y que ayude a la interacción.

Cómo hacer una newsletter efectiva

Si te propones realizar campañas de envío de emails masivos, evidentemente autorizados por sus destinatarios, debes tener en cuenta una serie de reglas y consejos para que tu lista de correo no mengüe con cada nueva entrega, acumulando solicitudes de baja.

Las campañas de envío de newsletters o comunicaciones comerciales deben ser planificadas cuidadosamente para que, como mínimo, contribuyan al recuerdo de marca de tu servicio o producto.

Vamos a ver las diferentes partes de una campaña de emails para ver cómo podemos optimizar cada una de ellas con el fin mencionado.

El remitente y email de envío

El remitente y el asunto es lo primero que va a ver el receptor de tu correo electrónico. Con la cantidad de spam, phising y demás riesgos que se distribuyen a través de un email, personalizar el remitente de forma que quien lo reciba  lo reconozca  es fundamental.

Puede ser el nombre de la empresa, el nombre de quien lo envía con el nombre de la empresa, o el departamento de la empresa. El que mejor transmita tranquilidad y seguridad al receptor de la newsletter o comunicación. Obviamente, hay que disponer de una plataforma que permita este nivel de personalización.

Importante recordar también que el email de envío debería identificarse también con la marca utilizando un dominio propio y no realizando esos envíos desde cuentas genéricas de Gmail, Hotmail, etc.

Configuración del correo para que no sea clasificado como Spam

Utiliza un proveedor de servicio de correos masivos que contemple e informe acerca de cómo evitar este problema. Habrá que realizar configuraciones en los servidores donde esté alojado tu dominio y en los buzones para que esto no ocurra.

El asunto

Como decíamos, junto al remitente, el asunto es crucial. Es lo que  el receptor va a ojear en segundo lugar, y a veces en primero,  para decidir si abre el correo electrónico recibido, lo marca para ver después, o lo manda directamente a la papelera.

El asunto debe ser lo suficientemente  claro sobre  el contenido del email y, por supuesto, debería tener gancho para invitar a abrirlo, pero sin generar falsas expectativas.

El asunto debe ser corto y, si el contenido lo permite, conviene que  transmita sentimiento de urgencia del tipo “Solamente hoy 25% de descuento” o “50% a los 20 primeros pedidos” o similar.

Si el asunto se personaliza con el nombre del destinatario también esto  puede ser positivo para animar  a su apertura.

Base de datos y personalización

A la eficacia de la campaña contribuye una buena base de datos de emails. Esta es un trabajo en sí mismo y debería ser objeto de otro artículo.

Para los envíos podemos utilizar bases de datos compradas, de clientes activos o construidas mediante suscripciones en la web con las herramientas adecuadas.

Cuantos más campos tengamos, cuantos más datos relevantes de nuestros destinatarios más opciones de segmentación y de personalización podremos utilizar. Afinando el tiro tendremos más opciones de alcanzar el objetivo.

Todo ello contribuirá a una mayor tasa de apertura.

El momento de envío

Los mejores días para realizar las campañas de email masivo suelen ser los martes, jueves y, casi en igual medida, los miércoles.

Se suelen evitar los lunes, momento en que las bandejas de entrada están llenas con los correos recibidos desde la tarde del viernes. Además, el lunes es un momento para planificar la semana, se comienza a “calentar motores” en cuanto a rendimiento y la atención la reclama lo importante, y esos email de publicidad o información prescindible tiene más probabilidades de acabar siendo purgados.

Los viernes tampoco son un buen día. Los destinatarios están normalmente bastante saturados de los emails de toda la semana y pensando ya en el fin de semana.

El fin de semana, en general, no suele ser utilizado para ver emails, y los que se envíen en sábado y domingo acabarán en la cola de los que tienen que ser revisados los lunes.

En cuanto a la hora,  es más complicado determinar la mejor franja, pero enviarlos a media mañana o cerca de la hora de la comida puede ser una buena opción, ya que los que se recibieron a primera hora se habrán revisado y los no deseados enviados a la papelera. Otra opción  puede ser  utilizar para el envío la última hora de la tarde, coincidiendo con la salida del trabajo y su revisión aprovechando el tiempo empleado en el transporte público de vuelta a casa.

El diseño, la forma

Qué duda cabe que el diseño, la disposición de la información, la tipografía, la utilización de encabezados, entradillas, negrita y subrayados, o los colores son sumamente importantes para invitar a la lectura.

Además, habrá que verificar antes del envío la correcta visualización en diversos clientes de correo electrónico. En un correo web puede visualizarse perfecta la composición y, sin embargo, al abrirlo en Outlook aparecer desconfigurado por no entender determinada parte del código.

Conviene incluir  un enlace en el email enviado que permita al destinatario  visualizarlo en la web, en previsión de que haya problemas de visualización en el cliente de correo.

También es importante tener en cuenta que, por seguridad, muchas veces las imágenes no se descargarán, por lo que el usuario solo podrá ver texto, salvo que autorice la descarga porque el contenido que visualiza le resulte interesante.

El contenido, el fondo

Todos estamos muy ocupados. Solo podemos ojear unos segundos. Realizamos la lectura de acuerdo al patrón en F. Miramos primero la parte superior para luego bajar realizando un movimiento horizontal más corto y otro barrido hacia abajo por la parte izquierda del texto.

Por ello,  es en la parte superior, al  inicio  del cuerpo del  mensaje donde tienes la oportunidad de enganchar al lector. Si lo consigues es posible que realice algún clic y profundice en alguno de los links de destino donde pueda ampliar información, comprar o proporcionar datos para un ulterior contacto.

Llamada a la acción si hay venta o promociones

Esto es un clásico en el diseño web. Aunque nuestros usuarios y lectores no son tontos está demostrado que utilizar llamadas a la acción, invitando a realizar determinados actos (cliquear, visitar, contactar, consultar, ampliar, etc) incide positivamente sobre quien lo lee para interactuar. No lo olvides.

Landing page

Si el objetivo que buscamos con nuestro email es cerrar una venta, conseguir datos de un potencial cliente para ampliar información o similar, el tener una landing page adecuada, adaptada y coherente con el contenido del email enviado es fundamental.

Lo que nunca debe hacerse es hablar de temas concretos en un email, como ofertas, o  artículos de información variada y que luego los links de destino no lleven a una landing page donde se continúe con el asunto que ha despertado el interés.

En los casos anteriores no preparar una adecuada página de aterrizaje y dirigir a la home del sitio provocará una decepción en el usuario con  repercusión negativa en futuras comunicaciones.

La gestión de la lista de correos

Como hemos contado anteriormente, son muchos los aspectos a tener en cuenta a la hora de realizar una campaña de marketing por email, ya sea mediante promociones, mediante información genérica, mediante recordatorio de temas de actualidad del blog para incitar a que visiten la web, con los efectos secundarios que provoca, de visualización de publicidad o mejora de posicionamiento.

Por favor, no seas de los que hacen una lista de correo en Outlook o similar y envía un correo en copia a decenas de emails. Y, mucho menos, de los que lo hacen sin utilizar la opción de copia oculta dejando expuestas todas las direcciones de email.

Profesionaliza tus envíos y busca los proveedores adecuados para gestionar de forma eficiente esta parte del marketing digital. Muchos de estos proveedores tienen servicios de valor añadido hasta con plantillas para los emails, auto respondedores, suscripciones y bajas automáticas, informes de tasas de apertura de emails, de clics, de quienes han interactuado, con qué elementos del email lo han hecho y en qué ciudad han abierto ese email.

Ahora saber los aspectos fundamentales a tener en cuenta para saber cómo hacer una newsletter efectiva. Tira del hilo de cada epígrafe que te hemos relacionado y profundizarás en el detalle de cada uno de ellos, con los abundantes contenidos que están presentes en internet.

Como puedes ver son servicios muy valiosos para conseguir que, al menos, con la próxima campaña de email marketing  el receptor se acuerde de nuestra marca y vuelva visitar nuestra web.

¿Te ha resultado útil esta información?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Valoración media / 5. Total votos:

Nos alegra que te haya resultado útil

Síguenos en redes sociales para estar al día de nuevos contenidos

Sentimos que no te haya resultado útil

Intentaremos mejorar este contenido