Ni todos sabemos de fútbol, ni de dirigir o tener negocios. Por eso, y porque no es lo mismo saber arbitrar que tener una escuela de  pádel, o de buceo,  antes de lanzarte a montar tu empresa de deporte,  sumérgete en la información y  formación  en gestión de negocios alrededor del deporte.

Os preguntaréis a cuento de qué viene esto. Vamos a satisfacer vuestra curiosidad.

Mi primo es árbitro. Es un apasionado del deporte,  no solo por motivos profesionales. Como él dice, el deporte le ha enseñado muchos valores que son extensibles a todas las facetas de la vida.

Sabe que su carrera profesional es corta, que se va a tener que retirar en un horizonte no muy lejano y está buscando cómo seguir ligado  al mundo deportivo y tener una fuente de ingresos alrededor del deporte.  Tiene un amigo que trabaja organizando eventos y  ambos están dando vueltas a negocios relacionados con el deporte.

Las posibilidades  son enormes, pero por mucho que ya conozcan algunos negocios relacionados con el deporte,  hay aspectos de ese tipo de negocio que pueden ser comunes a cualquier deporte, pero otros son específicos. Y no es lo mismo salir al terreno de juego que  ver el partido desde casa.

Y no es lo mismo un plan de negocio de un campo de paintball, que el de una empresa de actividades  de buceo,  un gimnasio, una empresa de deportes de aventuras,  una  organizadora de eventos deportivos,  o una pista de karts.

Y por descontado, y con más razón, no es lo mismo un plan de negocio o la gestión y dirección en el día a día, de una empresa de cualquier otro sector, que la que se practica en una empresa cuya actividad gira alrededor de las actividades deportivas.

Si tú, como mi primo, estás pensando en dirigir o montar un negocio relacionado con el deporte, como punto de partida,  haz algún curso o máster especializado que te ofrezca una formación completa en gestión de negocios relacionados con el deporte.

Esa formación te va a dar la  oportunidad de conocer la experiencia de otros que, antes que tú, han emprendido en este mercado. Y te va a proporcionar herramientas útiles para conocer qué debes tener en cuenta antes de decidirte a emprender.

Vamos a ver algunas claves que pueden servirte para empezar:

1.- Recuerda que cada Comunidad Autónoma tiene su propia regulación y tienes que comprobar los  requisitos específicos que te exigen según donde proyectes abrir tu negocio, y en qué consista.

Si, por ejemplo, quieres abrir un circuito de motocross en una zona  de la sierra de Madrid, tendrás que consultar además de con el Ayuntamiento con la Comunidad porque es una actividad sometida a evaluación de impacto ambiental que requiere de autorización previa.

2.- Además de la regulación especial de cada Comunidad Autónoma  consulta las normas que se aplican en todo el territorio nacional.

Por ejemplo, si estás pensando en montar una empresa que organice cursos de buceo e inmersiones en Valencia, además de los requisitos que la Comunidad Valenciana exige para autorizar este tipo de actividad tendrás que conocer la norma que regula la seguridad de las actividades subacuáticas y que es común a todos los territorios.

3.- Ten en cuenta cuál es el equipo humano con el que debes contar. Muchos de los negocios alrededor del deporte exigen que la dirección técnica sea desempeñada por monitores o instructores debidamente acreditados en la especialidad deportiva en cuestión, y, además requieren una plantilla mínima.

Y es importante que tengas en cuenta no solo el personal que con carácter de mínimo necesitarás, sino también, por su repercusión en los costes y por las eventualidades que en el día a día te pueden surgir, el que precisarás para poder realizar la actividad en el horario que sea comercialmente más conveniente.

No es lo mismo alquilar pistas de pádel cubiertas en la ciudad de Barcelona, que pueden funcionar todo el año y que no son actividades estacionales, que ofrecer actividades de piragüismo en Asturias.

4.- Desembolso inicial.  Conocer qué importe vas a requerir para poder abrir tu negocio y soportar los gastos antes de la obtención de ingresos es fundamental.

La inversión inicial va a depender en gran medida de si las instalaciones las tendrás en alquiler o te plantea la compra. En cuanto al equipamiento,  en caso de necesitarlo, también puedes barajar como alternativa a la compra el renting.

Haz tus propios cálculos a partir de presupuestos reales y contrástalos. Puedes utilizar las cifras de las franquicias y también puede ayudarte revisar la información que encontrarás en páginas institucionales como la que se ofrece en las guías de proyectos para emprender de la Junta de Andalucía .

5.- Clientes y comercialización.  Habrá muchas otras empresas que ya te lleven ventaja, pero incluso así, siempre puedes ofrecer algo diferente, por ejemplo, teniendo como objetivo un segmento muy concreto.

Empresas de deportes de aventuras hay muchas pero la tuya puede especializarse en organizar rutas de trekking para singles mayores de 50.  O puedes montar un gimnasio  femenino dirigido a mujeres que puedan acudir al gimnasio de forma presencial o virtual a través de la plataforma que pongas a su disposición, ofreciendo la posibilidad de entrenadores personales.

Estudia la competencia y analiza qué crees que hace bien y lo que tú mejorarías.

La elección de la ubicación de tu negocio y tu plan de marketing pueden marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

6.- Plan de negocio. Haz un plan de negocio, o unos cuantos, antes de tomar decisiones. El plan de negocio es una forma de poner blanco sobre negro tu idea, de cuantificarla y de hacerlo considerando diferentes escenarios, uno pesimista y otro optimista.

7.- Contrasta tus cifras y tu modelo de negocio con  la amplia oferta de franquicias que hay en la actualidad. Al margen de que puedas ver cómo funcionan muchas de ellas, simplemente paseando por tu ciudad, hablar con quienes están detrás de esos negocios seguro que es clarificador.

Utilizar la experiencia y el potencial de la marca y de las acciones de marketing de alguna franquicia deportiva puede ser una buena opción. O no. Eso deberás decidirlo tú a partir de la información y datos que tengas.

El desembolso inicial que cada franquicia exige es una cantidad de referencia que te será útil. Cierto que en ese importe  lo habitual es que se incluyan las cantidades  destinadas a la propia franquicia, como el canon de entrada, pero en materia de acondicionamiento de instalaciones, obras, e inversión en equipos suelen ser cifras muy aproximadas a partir de la experiencia de la marca.

¿Te ha resultado útil esta información?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Valoración media / 5. Total votos:

Nos alegra que te haya resultado útil

Síguenos en redes sociales para estar al día de nuevos contenidos

Sentimos que no te haya resultado útil

Intentaremos mejorar este contenido