En este post os vamos a recomendar otro curso que creemos muy interesante para cualquier emprendedor. Se trata del curso de interpretación de balances.

¿Por qué lo consideramos interesante y necesario? Porque cuando tu empresa esté en funcionamiento, generando facturas de gastos e ingresos, realizando inversiones, adquiriendo financiación, etc, los balances van a ser un instrumento muy útil para conocer en cada momento una foto fija de como está funcionando tu negocio.

Los balances son el resultado de la contabilidad de todas las operaciones que día a día se realizan en la empresa. Ese conjunto de operaciones que tu asesoría o tu contable irá registrando cuando se produzcan, en el libro diario del software contable que utilicen, servirá de base para la elaboración de los balances de los que estamos hablando:

  1. Balance de pérdidas y ganancias (también llamado “cuenta de resultados”). En este documento en el que se reflejan las operaciones realizadas dentro del ejercicio económico (normalmente un año natural desde 01/01 a 31/12), podremos comprobar si nuestra actividad está generando beneficios o pérdidas.  Sacándolo al menos trimestralmente, de un vistazo veremos:
    • El total de ingresos (cobrado o no) en el periodo, totalizado en estos epígrafes: Importe neto de la cifra de negocios, Otros ingresos, ingresos financieros, etc.
    • Los gastos realizados (pagados o no), totalizados en partidas como: Aprovisionamientos, Gastos de Personal, Otros Gastos de Explotación, Amortizaciones, Gastos financieros, etc.
    • El beneficio o pérdida generado en el periodo

    Cada una de las partidas tanto de ingresos como de gastos se puede desglosar o agrupar de la forma que se necesite para un estudio más pormenorizado de dicho balance, pudiéndose desglosarse hasta por meses u otros periodos inferiores y pudiéndolos comparar con otros ejercicios.

  2. Balance de situación. En este documento tendremos una foto fija del estado económico de la empresa no solo en el horizonte temporal del ejercicio, sino que se tendrán los datos desde el inicio de la actividad, desde la constitución de la sociedad, hasta el momento en que se obtenga el balance, normalmente con fecha de uno de los 4 trimestres del ejercicio. En este informe veremos:
    • El activo.-  formado por el llamado Activo no Corriente y el Activo Corriente.El Activo no Corriente: formado por inversiones tanto materiales (locales, mobiliario, maquinaria, equipos informáticos, software) como financieras (inversiones de capital, fianzas entregadas, etc) las cuales están presentes más de un ejercicio económico en el patrimonio empresarial (frente a aquellos que solamente están un ejercicio y que se consideran gastos, reflejándose en la cuenta de pérdidas y ganancias)El Activo Corriente: formado por aquellas partidas que suponen derechos de la empresa no materializados en inversiones y que son convertibles en efectivo a corto plazo. En este grupo tendríamos los aprovisionamientos (o existencias), los saldos de deudores (clientes normalmente) y el dinero que tenemos en metálico, ya sea en el banco o en la caja de la empresa.
    • El Pasivo.– Formado por el propio Pasivo y en el Patrimonio Neto. Estas masas patrimoniales son las que hacen posible la existencia del activo, bien sea mediante financiación ajena (pasivo corriente y no corriente) o propia (patrimonio neto).El Pasivo dividido en Pasivo no Corriente y en Pasivo Corriente.  El primero es financiación ajena a largo plazo y el segundo a corto plazo. Dicha financiación ajena puede ser bancaria o de otras entidades financieras, en forma de prestamos, lineas de crédito, tarjetas, etc o de otros operadores como proveedores, acreedores, organismos públicos como Hacienda y Seguridad Social, etc.El Patrimonio Neto  es la financiación propia integrada por las aportaciones al capital de los socios que aparecen en el Capital Social, las reservas provenientes normalmente de beneficios de cada año o el resultado del propio ejercicio.

El balance de situación nos dará información valiosa acerca de la situación de la empresa en un momento dado, sabiendo si estamos en peligro de no poder atender pagos con los cobros que prevemos a corto plazo (fondo de maniobra negativo) , si tenemos niveles de endeudamiento muy elevado, si las pérdidas producirían la incapacidad de atender todos los compromisos de pagos mediante la enajenación de los activos, etc. Además junto el balance de pérdidas y ganancias, serán base para otros operadores económicos como bancos, proveedores, etc para decidir acerca de la concesión de posibles lineas de financiación.

Os presentamos dos cursos que nos parecen interesantes. Ambos son gratuitos. Uno disponible en YouTube impartido por la Universidad Pompeu Fabra y otro integrado en la plataforma Tutellus, impartido por la Universidad a Distancia de Madrid.

El curso de la Pompeu Fabra:

El curso de la Universidad a Distancia de Madrid :

Videos de Finanzas para No Financieros

Impartido por:  

Repaso de los conceptos clave que se estudian en los cursos de finanzas para no financieros que se imparten tanto en mercado abierto como en cursos a medida para empresas en presencia o a distancia.

<a href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/3.0/deed.es_CO” rel=”license”><img style=”border-width: 0;” src=”http://i.creativecommons.org/l/by-nc-sa/3.0/88×31.png” alt=”Licencia Creative Commons” /></a><br /><br />

Gratis€

921

alumnos

2

horas

4.4

Valoración media

¿Te ha resultado útil este artículo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Valoración media / 5. Total votos:

Nos alegra que este artículo te haya resultado útil

Síguenos en redes sociales para estar al día de nuevos contenidos

Sentimos que no te haya resultado útil nuestro artículo

Intentaremos mejorar este contenido

Javier Donoso
Sígueme

Javier Donoso

Economista / Asesor de empresas / Desarrollador Web / Digital Marketing Manager. Desde 1994 ayudando a pymes y a autónomos en la gestación y día a día de sus empresas. He visto muchos proyectos triunfar y algunos también fracasar, por diversor motivos. Me gustaría que mi experiencia sirva para que los nuevos emprendedores tengan más opciones de exito.
Javier Donoso
Sígueme